Voladores de Cuetzalan "Mensajeros del Sol"

Bienvenidos, mi nombre es Roque Joaquín Hernández Gómez, caporal de esta danza que se formó un tiempo después del año de 1979 cuando ya existía un grupo de danzantes voladores, fue que inicie a la edad de 9 años aquí en el pueblo de Cuetzalan comenzó cuando mi maestro Antonio Echeverría me invito para que yo formara parte de su grupo, subí al palo venciendo mis miedos lo cual fue un éxito, después confeccione mi traje y comencé a danzar con ellos en fiestas de los pueblos cercanos en donde amanecíamos danzando, desde ese entonces me di cuenta que llevaba dentro de mí un gran amor por esta danza.

{tab Los voladores|green}

Voladores “mensajeros del sol”
La danza de los voladores, uno de los más celebres juegos que se efectuaban en México prehispánico, han dejado múltiples testimonios los principales maestros indígenas de la sierra norte del estado de puebla y otros estados.
La fecundidad se inicia cuando el sol se encuentra en el cenit, la diosa tierra los recibe ante Tlálolc dios del agua. Esta danza en la cual solo participaban hombres seleccionados y entrenados para diferentes fiestas rituales y ceremoniales también por ser rito prehispánico se hacía solamente cada 52 años que cuentan de un siglo prehispánico. Esto se verifica en las trece vueltas que dan, o que aun, tomadas todas juntas de los cuatro lasos separados dan 52 para dar con ese número.
Los voladores no visten ya los vistosos trajes de aves mensajeras del cielo ahora su traje se compone de una camisa blanca sobre la que se anudan transversalmente del hombro izquierdo al derecho de la cintura una media luna de tela roja con flecos blancos decorados con bordados de shakira, lentejuela, flores, pájaros y otros elementos ceremoniales; un calzón blanco sobre el que visten otro más corto de color rojo con flecos en la parte baja, sobre el calzón se coloca un delantal igualmente decorado con bordados y flecos, calzan botines y sobre la cabeza una corona con espejos y flores que rematan con un abanico multicolor, listones favoreciendo los doce meses del año.

{tab Nuestra Historia|green}

Mi nombre es Roque Joaquín Hernández Gómez soy caporal de esta danza que se formó un tiempo después del año de 1979 cuando ya existía un grupo de danzantes voladores, fue que inicie a la edad de 9 años aquí en el pueblo de Cuetzalan comenzó cuando mi maestro Antonio Echeverría me invito para que yo formara parte de su grupo, subí al palo venciendo mis miedos lo cual fue un éxito, después confeccione mi traje y comencé a danzar con ellos en fiestas de los pueblos cercanos en donde amanecíamos danzando, desde ese entonces me di cuenta que llevaba dentro de mí un gran amor por esta danza. Más tarde mi caporal enfermo y nosotros tuvimos que buscar una forma de seguir participando en la danza, poco a poco se comenzaron a salir los integrantes y comenzaron a independizarse fue ahí entonces que forme este grupo, comencé con mi familia invitando a mis sobrinos y aquí hago un paréntesis mencionando que desde aquel entonces ya han pasado tres generaciones, 35 años yo como caporal, en los cuales eh visto como jóvenes, niños se interesan mucho por nuestra cultura y que algunos de ellos ya llevan en mi grupo seis ,ocho, diez y hasta quince años también quiero mencionar que en este tiempo mis hijas se interesaron en formar parte de esta danza y de lo cual estoy muy orgulloso, espero y mis nietos y bisnietos más adelante también lo practiquen y que esta tradición en la familia se siga preservando.

{tab La ceremonia|green}

Para la ceremonia del palo de los voladores el caporal con sus cinco danzantes se dirigen al bosque a localizar el árbol para la ceremonia, el tronco lo deben escoger los cinco hombres, uno alto y derecho de 30 a 35 metros. Luego hacen una ceremonia bailando alrededor del árbol, el caporal tocando la flauta de carrizo y el tambor pidiendo perdón a la madre naturaleza para que el árbol sea derribado. Al día siguiente regresan al monte con mayor cantidad de hombres para derribar el árbol y hacerlo llegar a la plaza ceremonial. Una vez estando todos amarran cuatro lazos y palos para levantar el palo luego el caporal y los danzantes hacen la ceremonia al rededor del hoyo con incienso, aguardiente, velas, flores, e ingredientes para el mole y un guajolote todo esto lo depositan en el hoyo y luego levantan el árbol. Después de ser levantado uno por uno los danzantes trabajan en coordinación para subir en la punta la manzana o tecomate, un cuadrado y los cuatro lazos separados, es así como queda preparado para el vuelo.
Esta ceremonia comienza cuando los danzantes salen de la casa del mayordomo vestidos con sus trajes, incienso, flores y velas encendidas caminando hacia la iglesia, después bailan el son del perdón dentro y fuera de la iglesia alrededor del palo. Así mismo es una ceremonia de culto al sol y a los cuatro puntos cardinales, el caporal haciendo el rito en el centro del bastidor, demuestra su fortaleza hacia los cuatro vientos después de invocar a los cuatro dioses se lanzan al vacío, al terminar de descender le dan gracias a sus dioses y nuevamente se retiran del lugar para seguir con su vida cotidiana.

{tab Sobre Nosotros|green}


Trayectoria
Nos hemos presentado en diferentes lugares nacionales e internacionales como: la capital del estado de Puebla, la ciudad de Atlixco, Cholula, Acajete, Izucar de Matamoros, Distrito Federal, Texcoco, Acapulco, Pachuca, Morelia así como también fuera de nuestro país España la ciudad capital Madrid, Valencia, JiJon, Barcelona, Oviedo.
Es así como este grupo ha crecido y se ha dado a conocer al paso del tiempo mostrando la cultura y tradición que conservamos en este lugar enclavado en la sierra norte del estado de puebla.
Integrantes:

  • Roque Hernández Gómez (caporal)
  • Susana Hernández De la luz
  • María del Carmen Ortiz García
  • Raúl Huachina Bautista
  • Eulogio Hernández Lucas
  • Alberto Hernández Ortiz
  • Aarón Carmona Lucas
  • Audon Rivas Acosta


{/tabs}